Jabatas Móstoles 46 – 7 Madarqui

El pasado sábado nuestras jabatas volvieron a jugar en casa. En esta ocasión recibieron a las chicas de Madarqui, equipo surgido de la fusión entre Arquitectura y Mad Boadilla. Las jabatas llegaban tras una derrota en la jornada anterior e iban dispuestas a redimirse.

El XV inicial fue bastante diferente al habitual y estos cambios provocaron que a nuestras jabatas les costase un poco entrar en el partido. Al principio, hubo un poco de descontrol en nuestro juego y nuestras chicas no lograban encontrar la manera de avanzar. Las chicas de madarqui estaban ganando en los contactos y su defensa era muy contundente. Poco a poco las jabatas fueron subiendo el ritmo del partido, y al final, en el minuto 17, Materia logró anotar el primer ensayo de nuestras jabatas.

Aún así, el equipo rival se rehizo y continuó dando guerra. En las fases estáicas había mucha igualdad y cada cual conservaba la posesiónn en sus touches y melés. En defensa, las jabatas estaba teniendo dificultades para frenar el ataque rival y en ataque estaban teniendo problemas para progresar y romper la línea de defensa rival. Tanto es así, que en el ultimo minuto de la primera parte, Madarqui consiguió ensayar y transformar el esnayo, de modo que al descanso el marcador reflejaba un 5-7 favor de las visitantes.

Al comenzar la segunda parte y tras la charla de los entrenadores, nuestras chicas salieron renovadas. La actitud comezó a ser mucho más positiva y agresiva y entonces comenzaron a ganar los contactos, comenzaron a atacar y defender con mucha más fuerza y comenzaron a sentirse a gusto sobre el terreno de juego.

Todo esto se tradujo en un ensayo de Leotte a los diez minutos de haber reanudado el partido. Aún así, a nuestro femenino les faltaba un puntito de intensidad que tardaría unos minutos más en llegar. Poco a poco, nuestras chicas coenzaron a construir su juego de otra manera, mas ordenadas, más despiertas, más decididas. Además, el banquillo comenzó a moverse, y los cambios fueron una bocanada de aire fresco para el equipo, pues entraron totalmente enchufadas al encuentro y marcaron la diferencia.

Así, Nacha anotó dos ensayos en menos de 10 minutos y nuestras chicas continuaron creciéndose. Cada vez más seguras con su juego, nuestras chicas continuaron aumentando la diferencia en el marcador. Teté también logró posar el balón en la línea de ensayo rival, y Leotte consiguió transformar el ensayo. También Leotte transformó los dos siguientes ensayos anotaos respectivamente por Mara y Eli. Finalmente volvió a ensayar Eli en el último minuto, sellando así el partido y poniendo punto final con un resultado de 46-7 a favor de nuestras jabatas.

Jess.